environments.aq

Portal de medioambientes antárticos

Asuntos emergentes

Microplásticos en el océano Austral

thumbnail microplastics

El océano Austral presenta las menores densidades de residuos macroplásticos flotantes del mundo. Se creía que la región estaba relativamente libre de contaminación de microplásticos. Sin embargo, a partir de estudios y proyectos de ciencia ciudadana recientes, se informó de la presencia de microplásticos tanto en sedimentos de alta mar y en aguas poco profundas como en aguas superficiales. Mediante experimentos de laboratorio y estudios de campo realizados en otros lugares del mundo, se ha demostrado que los microplásticos tienen un efecto negativo sobre diversas especies marinas, que incluyen organismos pelágicos y bentónicos. Tras haber revisado los datos disponibles sobre la presencia de microplásticos en el océano Austral —incluidos los macroplásticos como una de las fuentes—, presentamos las concentraciones estimadas de microplásticos e identificamos posibles fuentes y rutas de transmisión hacia la región. Según las estimaciones efectuadas, es posible que las cantidades de contaminación por microplásticos liberados en la región desde barcos y bases de investigación científica sean insignificantes en comparación con la extensión del océano Austral, pero podrían resultar significativas en el plano local. Además, los pronósticos de concentraciones de microplásticos provenientes de fuentes locales son exponencialmente menores que los informados en las prospecciones de muestreo publicadas. Es probable que la transferencia a través de la superficie marina desde latitudes menores contribuya a las concentraciones de plástico en el océano Austral.

Microcontaminantes en aguas antárticas

micropollutants thumbnail sp

Gracias a la mejora de las técnicas analíticas, los químicos utilizados en el cuidado personal y en los productos farmacéuticos ahora se encuentran entre los componentes detectados con mayor frecuencia en aguas superficiales a nivel mundial. Referidos en conjunto como microcontaminantes, estos ingredientes y productos farmacéuticos incluyen cosméticos, pastas dentales, protectores solares, hidratantes para la piel, champús, analgésicos e incluso drogas recreativas. Los microcontaminantes ingresan al medioambiente acuático, sobre todo, a través de aguas residuales, ya que los métodos convencionales de tratamiento de aguas residuales no logran eliminarlos por completo antes de la descarga del efluente. Hasta la fecha, las evaluaciones de su presencia y sus efectos en los medioambientes costeros son limitadas. Hay experimentos que demuestran que algunos microcontaminantes no solo pueden acumularse en los sedimentos y en la biota, sino que también producen trastornos endocrinos en los organismos acuáticos. Por primera vez, se detectaron ciertos microcontaminantes en la Antártida; en los efluentes de la base Scott, la estación McMurdo y la estación Mario Zucchelli; en el agua y el hielo marinos de los alrededores; y en el bentos, en concentraciones similares a las de las aguas costeras templadas. Mediante los estudios realizados recientemente en las cercanías de la península Antártica, se encontraron rastros de fragancias, analgésicos y antiinflamatorios en sistemas acuáticos.

Medioambientes geotérmicos en la Antártida

Thumbnail Geothermal

Los medioambientes geotérmicos de la Antártida tienen un profundo valor científico y ecológico. Son puntos únicos de calor y humedad en un paisaje seco y helado, y sirven de hábitat para numerosos organismos vivos, algunos de los cuales no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra. Es probable que, a través de ciclos glaciales repetidos, hayan refugiado diversas comunidades de invertebrados y musgos, lo cual implicó una estabilización decisiva de las poblaciones que habitan en sitios no geotérmicos a lo largo de períodos extensos. Las características singulares de estos sitios conllevan fragilidad, y las preocupaciones principales son el daño físico y la contaminación biológica por organismos foráneos. A fin de abordar la necesidad de ordenar las actividades que afectan a los medioambientes geotérmicos terrestres en la Antártida, el SCAR elaboró un Código de Conducta, que refrendaron las Partes del Tratado Antártico.

Cambios en la distribución de pingüinos en la península antártica y en el arco de Scotia

Adelie ES

Existen pruebas sólidas que ponen de manifiesto importantes cambios en la abundancia y la distribución de los pingüinos (adelia, de barbijo, papúa, emperador, rey y macaroni) que se reproducen en la península antártica y a lo largo del arco de Scotia en las subáreas estadísticas de la FAO que utiliza comúnmente la CCRVMA (ver Figura 1). En la Subárea 48.1, las poblaciones de pingüinos adelia y de barbijo han disminuido en casi toda la porción occidental de la península antártica hasta el norte de la bahía Margarita. Las poblaciones de pingüinos adelia permanecen estables o van en aumento en la bahía Margarita y hacia el sur, como así también en la porción oriental de la península antártica. En cambio, las poblaciones de pingüinos papúa en la porción occidental de la península antártica (48.1) y en las islas Orcadas del Sur (48.2) están aumentando y ampliando sus zonas de reproducción hacia el sur; mientras que en otras partes estas poblaciones muestran una variabilidad muy alta sin registrar tendencias significativas. En la Subárea 48.3, las poblaciones de pingüinos macaroni han experimentado una disminución pronunciada, mientras que las de los pingüinos rey han aumentado. En la Subárea 48.4, las poblaciones de pingüino de barbijo y adelia permanecen estables. Estos hallazgos subrayan la heterogeneidad espacial considerable de las tendencias demográficas de las especies y la importancia de llevar a cabo estudios comparativos para evaluar los factores que impulsan esos cambios demográficos, así como para predecir y realizar el seguimiento de tendencias futuras.

El cambio climático como una incipiente amenaza para los pingüinos emperador

EI Emps ES

El pingüino emperador (Aptenodytes forsteri) se adapta para su reproducción exclusivamente en el invierno antártico, principalmente en el hielo marino firme. El cambio climático puede tener un impacto negativo sobre la especie al cambiar la extensión, formación y persistencia del hielo marino. Sin embargo, son muchos los factores que pueden influir en el éxito poblacional del pingüino emperador, y diferentes colonias, ubicadas en zonas diferentes, pueden manifestar cambios poblacionales opuestos. La evidencia publicada en la actualidad señala que aún no se ha comprendido en su totalidad la influencia del cambio climático en las poblaciones de pingüinos emperador. Al presente, de acuerdo a la orientación entregada por el Panel intergubernamental sobre cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés) sobre gestión de la incertidumbre, la evidencia disponible puede considerarse de limitada a media, pero con un alto grado de acuerdo. De esta manera, los impactos negativos asociados al cambio climático que pueden afectar al pingüino emperador pueden considerarse como probables.